domingo, 19 de octubre de 2008

Cómo aprender un idioma

Este es mi decálogo acerca de cómo aprender un idioma:
  1. Querer que la gente crea que eres un nativo más
  2. Ser atrevido: olvidar la timidez (total ni te conocen)
  3. Practicar la humildad: Todos nos equivocamos
  4. Toda ocasión es buena: cada vez que se pueda, con quien sea
  5. Protagonista de película: actuar como si fuera película (gestos, actitudes, acento!)
  6. La practica hace al maestro: repetir frases de la tele o DVDs (fluidez, acento, entonación)
  7. Dormir con la tele prendida: escuchar TV cable, radios (onda corta), Internet!
  8. Desarrollar la garganta: leer en voz alta, hasta que la garganta se acostumbre
  9. Todos son profes: aceptar las correcciones que te hacen
  10. Todos son profes 2: preguntar todo! Cómo se pronuncia? Cómo se dice? Cómo sería la forma correcta de…?

Vamos punto por punto:

1. querer que la gente crea que eres un nativo más
Es curioso ver que hay gente que se mete a cursos de idiomas pero no está realmente deseoso de aprender bien. Cómo que quieren aprender a manejar pero desde el asiento del copiloto... Así no se aprende nada. Mejor es partir pensando: "quiero ser un hablante nativo en 2 años." o "Quiero que la gente crea que yo nací en su país." Mantener el acento puede ser gracioso, pero no ayuda realmente en la comunicación.

2. ser atrevido: olvidar la timidez (total ni te conocen)
Otra cosa curiosa de algunos aprendices de idiomas: No quieren hablar. Como gente que quiere aprender a manejar, pero no quiere meterse en el asiento del chofer... Así la cosa no resulta. Especialmente frente a desconocidos, hay que atreverse a hablar todo lo que uno sabe/puede. Total, ni te conocen, tal vez ni te vuelvan a ver, así que no hay nada que perder. Ser tímido (que no es lo mismo que ser recatado o respetuoso) no sirve.

3. practicar la humildad: Todos nos equivocamos
El error es parte del aprendizaje. Todos nos equivocamos, incluyendo los hablantes nativos. Así que hay que aceptar que todos somos humanos, y partir sabiendo que se va a meter la pata más de una vez... hasta que aprendamos. Ser humilde ayuda.

4. toda ocasión es buena: cada vez que se pueda, con quien sea
Esto a mí me ha servido mucho: cada vez que tengo una oportunidad de practicar... ¡practico! No hace falta esperar un viaje especial. Cada vez que te encuentras con una persona que sabe el idioma que te interesa aprender, aprovecha y háblale lo que sepas. Lo más común es que la persona va a querer ayudarte a expresarte en su idioma.

5. Protagonista de película: actuar como si fuera película (gestos, actitudes, acento!)
Aprender un idioma es aprender una cultura: no es saberse un diccionario de memoria, ni aplicar reglas de gramática. Por supuesto que eso ayuda, pero lo que permite ir más allá es "actuar el idioma": copiar los gestos, las mañas, las actitudes típicas, y por supuesto hacer el esfuerzo de copiar el acento. Mientras más esfuerzos haces en ese sentido, mayor va ser tu aprendizaje. La palabra técnica para esto es "mimetización". Trata de hablar el idioma sin decir nada si se te antoja. Tú también puedes ser Jack Bauer!

6. La practica hace al maestro: repetir frases de la tele o DVDs (fluidez, acento, entonación)
Otro truco que fue muy importante para mí, y que es la continuación lógica del truco anterior: aprovechar los medios de comunicación. Para empezar, los DVDs son los más prácticos: Los más principiantes pueden mirar la película con subtítulos en el idioma de interés para poder captar mejor el significado. Luego, volver a mirar las escenas de diálogos, sin subtítulos, y repetir exactamente lo que escuchas en la tele. Repetir hasta que sientas que te sale igual. Cuando ya está superada esa etapa, hay que pasar al nivel siguiente: programas de tele (cable). Ahí el desafío es poder repetir tal cual lo que se dice en la tele.

7. Dormir con la tele prendida: escuchar TV cable, radios (onda corta), Internet!
Dicen que escuchar esas cosas mientras uno duerme ayuda. Lo seguro es que no va hacerte daño. Asi que aprovecha.

8. Desarrollar la garganta: leer en voz alta, hasta que la garganta se acostumbre
Leer un idioma poco conocido suele ser difícil, cuando no es doloroso para la garganta. Además de repetir lo que escuchas en la tele o la radio, descubre qué necesitas aprender leyendo textos de tu interés (técnicos o ficción). Subraya las palabras cuya pronunciación se te hace dudosa y pregunta a esas personas con las que te topas. Obviamente, tienes que revisar la traducción de las palabras desconocidas.

9. Todos son profes: aceptar las correcciones que te hacen
Lo natural es querer corregir a alguien que "habla mal" tu idioma. A tus interlocutores les pasa lo mismo! Sé humilde, deja que te corrijan, y aprende a cada paso con cada corrección. Agradece a la persona por su paciencia, y prométete a ti-mismo que no volverás a cometer ESE error. Hay muchos más por hacer, así que no te quedes pegado en uno solo ;)

10. Todos son profes 2: preguntar todo! Cómo se pronuncia? Cómo se dice? Cómo sería la forma correcta de…?
Si vas con una actitud de querer hablar combinada la humildad adecuada, probablemente vas a caer bien a la gente... aprovecha de preguntar todas las dudas que se te ocurren (dentro de lo razonable).


Tienes otros trucos que ayudan a aprender un idioma? Anótalos en los comentarios!

2 comentarios:

Farzin dijo...

Super bueno el blog y sobre todo porque lo has vivido

Irma Illonka dijo...

Creo que el hablar desde la experiencia da la autoridad para poder aportar con una idea, consejo, o punto teorico referencial.
La practica hace al maestro, si!. Dos cosas recuerdo que hacia cuando estaba estudiando inglés: el repetir cinco veces la palabra que habia escrito incorrectamente en cualquier deber, en voz alta. Fue mi mejor estrategia en ese momento para asociar y asimilar que la pronunciacion y la escritura en inglés eran tremendamente diferentes al español. Duro aprendizaje en mis años de pubertad.
Luego, cuando participe en un intercambio en la secundaria: el arriesgarme a cometer errores, dio frutos: aprendi idioms que nunca olvide, y la entonacion de mis compañeros.
Gracias por refleccionar en tu blog de todos estos aspectos. Siempre hay que recordarlos, no importa los años que tengamos dando clases.